7 Razones de Peso para NO Hacer Turismo en Azerbaiyán

Azerbaiyán fuera de temporada (Las voces)

Relato sesenta"Living la vida Georgia" 8 Febrero, 2019
► Suscríbete a "Living la vida Georgia" y te notificaré cuando publique nuevos relatos.

Azerbaiyán fuera de temporada (Las voces)

Cuando era pequeña, casi todas las noches imaginaba despierta como sería mi vida en el futuro.

Mi natural optimismo me empujaba a verme siempre con una gran maleta siendo una gran embajadora en cualquier país exótico, hasta que los años, la razón, el miedo o el escepticismo me llevaron a ajustarme a la triste realidad, ayudada por todas esas voces que se alzaban a mi lado diciéndome que no soñara, que no fuera, que no pensara, o que no me atreviera.

Decenios más tarde, las mismas voces también me dijeron que no fuese a Azerbaiyán, que a parte de la capital, el resto del país no tenia nada que ofrecer.

Los mismos que pregonaban que los paisajes eran monótonos, que la arquitectura y la historia eran banales, que el país era peligroso, que la religión estaba omnipresente y que, realmente, no había una rica gastronomía, eran, precisamente, los que jamás habían puesto los pies en el fabuloso caravansar de Saki, los que jamás se han visto agasajados por la hospitalidad caucásica, los que jamás han visto los volcanes de barro de Qobustan, los que jamás se han sorprendido con la cantidad de vodka que se puede encontrar en cualquier tienda o los que jamás se han maravillado con los especiados raviolis rellenos de cordero llamados Dushbarra.

Azerbaiyán me sorprendió solo, como puede hacerlo un país del que tan poco has oído hablar y que tiene, absolutamente, casi todo por descubrir.

Hoy quiero ser yo, una voz que te diga que no vayas a Azerbaiyán, si no quieres arriesgarte a disfrutar del mejor viaje de tu vida.

No vayas a Azerbaiyán si no quieres encontrar un país donde se alterna una diversidad paisajística que asombra: desde las altas montañas del Cáucaso, hasta áridos desiertos, verdes praderas y zonas costeras.

No vayas a Azerbaiyán si no quieres descubrir el pueblo ruso de Ivanovka, uno de los únicos lugares en el mundo en donde todavía existen granjas colectivas.

Tampoco debes ir a Azerbaiyán si no quieres ser invitado en múltiples ocasiones a beber té, poniéndote un caramelo en la boca o tantos terrones de azúcar como es posible diluir en el pequeño vaso. Y tampoco vayas a este desconocido país, si no quieres ver un país musulmán donde casi ninguna mujer se cubre la cabeza, y los teatros y las operas están abiertos, al igual que los bares o restaurantes.

También te prevengo de que no vayas a Baku, la capital del misterioso país, si no quieres sorprenderte por su modernidad y alucinar con su bonito e histórico casco antiguo, coches de lujo y unas calles tan limpias como las de Viena.

Hoy en día estoy donde quiero estar, la embajada ya no la quiero, pero la gran maleta es mi manera de vencer esa parálisis que provoca la mirada condescendiente de esos seres superiores, que sin saber, se creen con la debida autoridad para decirte lo que tienes que hacer, lo que tienes que pensar, lo que tienes que soñar y hasta con lo que tienes que atrever.

Lo peor es que esas voces siempre van a existir.

Lo mejor es que, a estas alturas, nadie me va a quitar lo bailado.

 


7 razones de peso para no hacer turismo en Azerbaiyán

A estas alturas te habrás dado cuenta que el titulo y las 7 razones son pura ironía y que lo que quiero hacer es convencerte de lo acertado que es Azerbaiyán como destino para hacer turismo de calidad sin masas.

 

En cualquier caso es un destino original que mezcla el oriente con el occidente paisajes urbanos de la era espacial, exóticas noches arabescas y paisajes extraordinarios con las montañas del Cáucaso de fondo.

 

El título me vino a la idea para romper un poco la idea preconcebida de que no vale la pena viajar a esta parte del mundo.

 

Algunas imágenes hablan por si solas y no hace falta añadir ninguna palabra para ver lo que te espera si decides aventurarte por aquí.

 

El gobierno tiene ambiciosos planes para impulsar el turismo en Azerbaiyán. Así que, a lo mejor, es el momento de venir mientras que esté relativamente tranquilo.

 

#1. La gente no es acogedora.

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: Mikhail nos abrió la puerta del castillo de Mardakan, la de su casa y la de su corazón.

 

Situado a orillas del Mar Caspio, Azerbaiyán siempre ha sido tierra de paso por donde siempre las caravanas de camellos de la Ruta de la Seda han transitado.

 

Las gentes están habituadas a recibir a los extranjeros y a honrarles según sus tradiciones. Mikhail nos abrió la puerta del castillo de Mardakan, la de su casa y la de su corazón. Nos invito a tomar el té, su mujer nos ofreció unas granadas de su huerto y en una entretenida lección de historia nos contó su vida como paracaidista de la antigua URSS y algunos entresijos de la KGB.

 

Una primera razón muy válida para visitar Azerbaiyán y sorprenderse con una hospitalidad y una amabilidad que hechiza.

 

#2. Es un país musulmán y peligroso.

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: La Mezquita en Ganja.

 

Azerbaiyán es un país muy seguro y está muy lejos de ser un país donde fanáticos religiosos gobiernen. En 1918 fue el primer país islámico de la historia en declararse república laica.

 

Debido a la influencia soviética, aunque en este país alrededor del 95% de la población es musulmana, existe un gran número de ateos entre la población joven. La religión no esta omnipresente como en otros países musulmanes. Las mujeres apenas se cubren la cabeza y se puede encontrar alcohol por todas partes.

 

Es curioso, pero desde un punto de vista religioso, los azeríes son mucho más abiertos que sus vecinos cristianos Armenios y Georgianos.

 

#3. Baku, la capital no es nada interesante.

turismo azerbaiyan

▷ Turismo en Azerbaiyán: El moderno e impresionante edificio de Arte Heydar Aliyev

El moderno e impresionante edificio que alberga el centro de Arte Heydar Aliyev situado en Bakú, la capital del país. es considerado por muchos como el edificio emblemático que inauguró al Azerbaiyán más moderno.

 

Las tres impresionantes torres administrativas en forma de llama, los grandes bulevares del centro de Bakú, donde los nuevos ricos se pasean entre lujosas boutiques y tiendas exclusivas, la arquitectura moderna y los hoteles de cinco estrellas unidos a un casco antiguo que esta protegido por la UNESCO hacen una capital demasiado interesante como para perdérsela.

#4. La comida no es sabrosa

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: Comida típica azeríe cordero .

 

La tradicional y sutilmente especiada cocina azarii está disfrutando de un renacimiento gracias a la profusión de nuevos restaurantes que aparecen en el centro de Bakú. La comida de este país es una mezcla de oriente y occidente. Es muy similar a toda la cocina caucásica y es todo un deleite para el paladar.

 

Hoy Azerbaiyán es un estado soberano y, aunque islámico, el ambiente es decididamente laico. El alcohol no sólo está disponible, sino que se produce con orgullo; las uvas se han cultivado aquí durante milenios, y los viñedos locales están desarrollando algunos vinos excelentes.

 

#5. Azerbaiyán es un inhóspito desierto sin fauna

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: Las espectaculares montañas Talis, justo en la frontera de Irán, están cubiertas con bosques terciarios y numeroso leopardos capan por la zona.

Situada en la encrucijada entre Europa y Asia, esta antigua República Soviética cuenta con una asombrosa variedad de maravillas naturales, desde montañas nevadas y volcanes de lodo burbujeante hasta desiertos arenosos donde se pueden encontrar gacelas y camellos, y bosques subtropicales.

 

El norte es posiblemente la región más bonita gracias a las montañas del Cáucaso, que alcanzan las nebulosas alturas de casi 5000 metros y son hogar de osos y lobos. Las montañas Talis, justo en la frontera de Irán, están cubiertas con bosques terciarios y numeros leopardos campan por la zona.

 

También se ven pastores nómadas, que trasladan sus rebaños por estas montañas y valles en busca de pastos frescos, como lo han hecho durante miles de años.

 

#6. Azerbaiyán es muy caro.

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: La península de Abseron ha sido famosa desde la antigüedad por sus emanaciones de gas que combustionan y parece que las rocas ardan.

 

Definitivamente, Azerbaiyán es un país en el que por muy poco dinero se puede hacer mucho. En terminos generales es más barato que Armenia o que Georgia.

 

La producción de petróleo y gas ha transformado la economía en los últimos años y gracias a esto, el precio del combustible y por ende del transporte es, sumamente, ridículo. Fuera del lujoso Baku es fácil encontrar alojamiento y restaurantes a precios muy bajos.

 

#7. La visa y los tramites son muy complicados para entrar en Azerbaiyán

gyumri armenia

▷ Turismo en Azerbaiyán: Pasear por las calles del viejo Baku cada día cuesta menos gracias al sistema simplificado de visados online.

A los ciudadanos españoles que viajan a Azerbaiyán se les exige que obtengan un visado por adelantado.

La buena noticia es que desde enero de 2017 se introdujo un sistema simplificado de visados online. Ahora se puede realizar una solicitud en el sitio web Asan Visa. Las e-visa tienen una validez de 30 días, son de entrada única y no prorrogable.

El sitio web también tiene una opción para "urgencias" que proporciona un servicio más rápido por un precio adicional.

Como se venía haciendo también se puede solicitar una visa a través de la Embajada de Azerbaiyán en España

 

 



Dejé Bruselas y llevamos en Georgia casi dos años visitando muchos lugares increíbles. ¡Todavía estoy tratando de ponerme al día con todo lo que tengo para escribir! Mientras tanto, puedes leer mis relatos sobre mis lugares favoritos que vale la pena visitar en este encantador país y mi megaguia para viajar a Georgia con toda la información básica si quieres viajar a este país: nuestra base es Kutaisi y realmente disfrutamos de su ambiente relajado y de todos los monasterios que visitamos cerca. Después, hemos estado varias veces en la mágica zona de Svanetia y Ushguli, que es el pueblo más alto poblado continuamente en Europa y famoso por sus torres medievales. Hemos visitado muchas veces los balnearios abandonados de Tskaltubo cerca de Kutaisi, un destino favorito del mismo Stalin para tomar los baños y Gori su ciudad natal. Desde aquí, hemos visitado Armenia y Azerbaiyán y visitado numerosos parques naturales para hacer una de las cosas que más nos gusta hacer: disfrutar con estupendos trekkings, una de ellas una caminata en el valle del Truso en la zona de Kazbegui.


Ayúdame compartiéndolo en tus redes sociales.


Lee mis guías para viajar por Georgia o llévate GRATIS un itinerario perfecto para ver Georgia:

 


viajar seguro a Georgia Europa